Cordón del Caulle: un potencial turístico que aguarda en el olvido

Correo electrónico Imprimir
Azufreras Cordon del Caulle. Foto: Pablo LlonconAzufreras Cordon del Caulle. Foto: Pablo Lloncon
 

 
Por Erwin Martinez
 
No es necesario viajar al Parque Yellowstone en Estados Unidos para encontrar escenarios naturales que conjugen elementos como géisers, ríos termales, volcanes activos y azufreras, y que al mismo tiempo sean idóneos para la práctica de actividades como el esquí de montaña y el trekking.
 
El Cordón del Caulle, hacia el interior de la cordillera en la región de los Ríos, alberga ese tipo de paisaje diverso, pero también prístino, prácticamente intocado y ajeno a la intervención del ser humano, donde dar con alguna vía de ingreso ya constituye un desafío en sí mismo. Lamentablemente, esta zona sigue postergada en el olvido, pese a que cuenta con todos los condimentos para ser el epicentro nacional de diversas actividades outdoor.
 
Con el propósito de poner en valor este sector, enfatizando en la generación de accesos libres y conscientes a la montaña (no es solo ir a la naturaleza, es educarse para convivir sustentablemente con ella), es que la ONG Entre Lengas realizó un encuentro durante los años 2017 y 2018 en la cara norte de este cordón montañoso, el que por su cara sur también permite alcanzar la cumbre del volcán Puyehue.
 
 
Entre Lengas 2018. Foto: Pablo LlonconEntre Lengas 2018. Foto: Pablo Lloncon 
 
 
Recientemente, junto a un grupo de amigos accedimos al río termal para disfrutar de una noche estrellada en un lugar que invita a permanecer, ya sea para estar tranquilamente en las termas o explorar los alrededores. Y es que cómo olvidarse de las lagunas Gemelas y el lago Gris: si bien aún no se sabe con exactitud si están dentro del Parque Nacional Puyehue (se desconoce con certeza su deslinde norte), sus imponentes paredes de roca son el sueño de cualquier montañista.
 
Reflexionamos y entendemos que quizás como sociedad aún no estamos preparados para “hacernos cargo” de un lugar como este. Puede sonar exagerado y severo, pero basta con conocer y observar lo que actualmente sucede con nuestro entorno. El escaso presupuesto que el Estado invierte por hectárea en las áreas silvestres protegidas, junto a la falta de una cultura de respeto, cuidado y preservación de nuestro medio ambiente en la sociedad, nos lleva a asumir con mucha tristeza que la conservación no es todavía una prioridad en Chile.
 
 
 Laguna Gemela. Foto: Pablo LlonconLaguna Gemela. Foto: Pablo Lloncon
 
 
Mientras, seguiremos explorando el emblemático Cordón del Caulle, que durante los últimos años ha sufrido con las problemáticas relativas a su acceso. El año 2017, la municipalidad de Lago Ranco adquirió 400 hectáreas para abrir un acceso público al Parque Nacional Puyehue por el sector Caulle. Sin embargo, previo al ingreso hay que pasar por terrenos pertenecientes a tres propietarios, por lo que el municipio se encuentra gestionando un estudio de títulos.
 
Hoy en día, por esa vía sólo puede ingresar personal de la municipalidad o particulares autorizados por esta misma, ya que no existe un camino público de acceso directo al área. El plan maestro que se pretende incorporar dentro de las 400 hectáreas es un parque geotemático pionero en el sur de Chile, pero por ahora el parque nacional sigue siendo un área protegida birregional con administración y acceso público únicamente por la región de Los Lagos.
 
 
Navegación en el Lago Gris. Foto: Pablo LlonconNavegación en el Lago Gris. Foto: Pablo Lloncon
 
 
Este tipo de inconvenientes son los que Fundación Plantae está intentando abordar mediante la elaboración de un Catastro Nacional de Restricciones de Acceso a la Montaña, con el objetivo de identificar y visibilizar el panorama con agentes tomadores de decisiones, propietarios, administradores y visitantes de la montaña otros entornos naturales. Se espera su publicación para principios del 2020, arrojando luz sobre un tema que permanece en la nebulosa. 
 
 
 

¡Suscríbete hoy!

Featured Listings in Directory