Vecinos de Guadal exigen evaluación ambiental de central Los Maquis

Imprimir

 
 
Por Patricio Segura
 
A más de medio centenar de vecinos y vecinas llegó el número de denunciantes contra Edelaysén por construcción de una central hidroeléctrica en las cascadas de Los Maquis sin pasar por el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). El proyecto está ubicado cerca de las orillas del Lago General Carrera a sólo 5 kms del pueblo de Puerto Guadal, perteneciente a la comuna de Chile Chico.

El martes, 28 de junio, el poblado logró postergar el reinicio de faenas, paralizadas desde mediados de marzo por la pandemia, que la empresa había programado para la primera semana de julio.   Ese día, por videoconferencia con la comunidad local el gerente comercial, Marcelo Bobadilla, comprometió que no se retomarán las obras mientras dure el estado de excepción constitucional.
 
En respuesta a la denuncia, el jefe de la oficina regional de la Superintendencia del Medio Ambiente, Oscar Leal Sandoval, realizó una visita a Puerto Guadal el miércoles 1 de julio con el objeto de corroborar en terreno las denuncias.
 
Uno de los puntos centrales en discusión, tanto ante la SMA como ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) donde también se sigue un proceso, es si el proyecto debiera o no ingresar al SEIA. Cuando la empresa consultó al SEA en agosto del año pasado este comunicó que no era necesario, basándose en que el Artículo 10 letra C de la Ley 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente que estipula que “centrales generadoras de energía mayores a 3MW" deben someterse al sistema; el proyecto del central Los Maquis es de 1 MW.
 
 
Las impactantes cascadas donde Edelaysén pretende construir una hidroeléctrica.Las impactantes cascadas donde Edelaysén pretende construir una hidroeléctrica.
 
 
Cascada Los MaquisCascada Los Maquis
 
 
Sin embargo, no consideró que el mismo artículo, en su letra P dispone que deben ingresar al sistema toda “ejecución de obras, programas o actividades en parques nacionales, reservas nacionales, monumentos naturales, reservas de zonas vírgenes, santuarios de la naturaleza, parques marinos, reservas marinas o en cualesquiera otras áreas colocadas bajo protección oficial, en los casos en que la legislación respectiva lo permita”.  La central Los Maquis se emplaza está dentro de la Zona de Interés Turístico Chelenko (ZOIT), por lo cual los denunciantes consideran que debió evaluarse ambientalmente, con participación ciudadana institucional de la comunidad.
 
Durante la visita inspectiva, Leal se reunió con una veintena de los firmantes frente a la delegación municipal y posteriormente se trasladó hasta el puente Los Maquis, donde dialogó con el asesor legal Erwin Sandoval Gallardo y el vecino Cristián Weber McKay, quien fuera mandatado por los denunciantes para participar en la inspección dado que la eléctrica autorizó la presencia en las faenas de solo dos representantes de los firmantes, según dijeron por motivos de seguridad, negándose incluso a la presencia de un periodista que registrara el recorrido.  Tal decisión contrastó con el grupo de al menos 6 trabajadores de Edelaysén y de la empresa que construye la central, que sí pudieron participar en la visita.
 
En el lugar se confirmó una serie de aspectos mencionados en los escritos presentados, relacionados con faenas no informadas al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) cuando Edelaysén consultó si debía o no ingresar estudio o declaración al SEIA.
 
 
 
 
 
 
“Pudimos constatar, en conjunto con la autoridad ambiental, los impactos ambientales que ha ido generando este proyecto sin ninguna evaluación de impacto ambiental” explicó Erwin Sandoval.  En este sentido se pudo comprobar “la construcción de caminos, que en todos los antecedentes que había entregado la empresa a la autoridad se suponía que no se iban a construir”. 
 
Asimismo, se confirmó la “afectación de especies de bosque nativo, la destrucción completa de lo que era la casa de máquinas antigua de esta central, que los vecinos han reivindicado como un lugar de significación cultural y que también generaba un aporte significativo al turismo. Hoy está completamente destruida” explicó el asesor legal.
 
Sobre el resultado, Cristián Weber indicó que “estamos conformes de que el inspector ya constató eso y esperamos avanzar en las medidas legales.  Esperamos un dictamen positivo, porque creemos que nuestros argumentos fueron evidentes al momento de realizarse la visita”.
 
Erwin Sandoval manifestó el interés de la comunidad en que los hechos corroborados en terreno permitan la formulación de cargos en contra de Edelaysén, por iniciar la construcción de su proyecto sin someterse a la evaluación ambiental correspondiente y, a la vez, que se dé curso al procedimiento de evaluación ambiental donde la comunidad cuente con instancias formales e institucionales de participación ciudadana.
 
La eléctrica pertenece al Grupo Saesa, controlado por Inversiones Eléctricas S.A., sociedad en que participan los fondos canadienses Ontario Teachers Pension Plan Board y Alberta Investment Management Corp.
 
 
 
Related articles :