Escalada invernal en el Colmillo del Diablo

Imprimir
 Escalando en zona de rimayas. Foto: Victor AsteteEscalando en zona de rimayas. Foto: Victor Astete
 
 
Por Paula Fernández
 
El volcán Quinquilil, también conocido como Colmillo del Diablo, es una estética torre que muestra su lado más agreste en verano, siendo formado por roca descompuesta, muy difícil de escalar. Sin embargo, en invierno se transforma en un verdadero colmillo, cuando este espectacular estratovolcán de 2052 msnm, se viste de blanco para recibir a los montañistas que llegan hasta aquí para conquistar su cumbre.
 
Ubicado dentro del Parque Nacional Villarrica, en tierra de volcanes y en el corazón de la región de La Araucanía, entre Araucarias (Araucaria Araucana) milenarias, lagos, al Este del poblado de Curarrehue. Estar en la cima del Colmillo del Diablo te da increíbles vistas, y así lo describe el escalador Víctor Astete, que junto a Uber Quirilao, ambos guías de montaña y habitantes del cercano pueblo de Pucón, fueron al llamativo colmillo a desafiar sus propias habilidades.
 
Aquel 25 de agosto decidieron irse por una ruta que no era la que ya conocían, de hecho prefirieron tomar la desconocida y estética canaleta ubicada en la cara Sur – Sureste y que ese día llevó a Víctor y Uber hasta la cumbre del Quinquilil.
 
 
La Cara Sur - Sureste del Quinquilil. Foto Víctor AsteteLa Cara Sur - Sureste del Quinquilil. Foto Víctor Astete
 
 
Segundo largo hacia la cumbre. Foto: Victor AsteteSegundo largo hacia la cumbre. Foto: Victor Astete
 
 
Astete, en conversaciones con Patagon Journal nos contó que: “El volcán Quinquilil, por su pared sureste es una imponente formación de roca volcánica que en invierno es posible escalarla por una estética canaleta en la primera parte, e increíbles formaciones de hongos de nieve y filos que parecen espinas de nieve en la parte final. Tiene pasadas de escalada mixta, es decir secciones de hielo y roca. 
 
Desde la zona de rimayas y desde la base de la ruta son 400 metros de desnivel y 55/60 grados de pendiente en promedio. Dependiendo de las condiciones del terreno y habilidades del escalador los tramos que se aseguran en la escalada varían, pero yo lo he dividido en 3 largos de 60 metros, usando estacas de nieve y tornillos de hielo principalmente.
 
La cumbre del Quinquilil es un mirador espectacular del valle del río Trancura, de las Peinetas y de la línea de volcanes comprendidas por Lanín, Quetrupillan y Villarrica”.
 
 
Cumbre Quinquilil. Foto: Victor AsteteCumbre Quinquilil. Foto: Victor Astete
 
 
Descubierto del hielo y la nieve, que le dan a esta vertical montaña un plus para los escaladores deseosos de estar en su cumbre, el Colmillo muestra sus coladas de basalto (roca ígnea volcánica con contenido de cristales).
 
Para Astete, “esta montaña posee una fuerte aura, que intimida cada vez que me acerco, y me da inmensa felicidad mientras la escalo, aclarándome que cosas son realmente importantes en esta vida y cuáles no”.
 
Cómo llegar
Desde Temuco, se debe dirigir en dirección Este, hacia Curarrehue, último punto de abastecimiento, donde puede encontrar distintos tipos de comercio, desde ropa hasta alimentos. Luego se debe continuar por la ruta internacional en dirección a la frontera con Argentina (Paso Mamuil Malal), hasta llegar a la caseta de CONAF sector Puesco, donde se puede adquirir información actualizada del estado del sendero y otros datos importantes que manejan los guardaparques.
 
Algunos alcances
Primero, es importante volver a remarcar que esta montaña es solo para expertos, gente con alto conocimiento y experiencia en montaña y con el equipo técnico adecuado. De lo contrario es muy riesgoso. También es posible hacer el trekking llamado “Mirador del colmillo del diablo” el cual es administrado por CONAF, y que consiste sólo en caminata. Este sendero de 16 kilómetros ida y vuelta, se recomienda hacerlo en verano, puesto que en invierno está cubierto de nieve y es posible que el caminante se entierre en la nieve profunda, exceptuando si va con raquetas.
 
 
 
Related articles :