Senderos en los alrededores de Punta Arenas

Correo electrónico Imprimir

 

Por Nelson Sanchez       

Nota del Editor: Lo siguiente es de la Edición 6.

 

Punta Arenas se ubica en el extremo sur de Chile y es la única ciudad del país que mira hacia el oriente: el sol sale por el mar y se pone en las montañas. A orillas del Estrecho de Magallanes, donde el océano Pacífico y el Atlántico se abrazan, su ubicación se discutió desde sus orígenes: algunos querían la protección y abrigo del bosque del sur, mientras otros preferían la fauna de la pampa occidental que proveería mayor alimento. Finalmente, dominó la cercanía con el río de la Minas, donde había carbón, leña, agua dulce y pesca abundante.

Para fortuna de los que vivimos aquí, nos encontramos rodeados de un collage de ecosistemas diversos, por lo que recorriendo alguno de los senderos que a continuación presentamos, es posible observar una inmensa diversidad y riqueza paisajística.

• Sendero Monte Fenton: a sólo 9 minutos de Punta Arenas se encuentra el refugio de esquí Club Andino Punta Arenas. Desde allí se inicia el sendero al punto más alto del sector: el cerro Fenton de 760 m. Es una caminata fácil de 2 horas aproximadas, rodeada por antiguos bosques de coigüe, lenga, plantas de calafate, michais o chaura, y una interesante avifauna que incluye carpinteros, loicas y cachanias, entre otros. Además de una gran variedad de musgos y líquenes. Aún es posible encontrar rastros de los túneles de acceso a la antigua mina de carbón Loreto. Durante la caminata hay varios miradores que permiten ver la ciudad, el estrecho de Magallanes y Tierra del Fuego.

• Sendero al Monte Tarn: a 65 km al sur de la ciudad se inicia esta caminata de dificultad media alta, que puede tardar entre 8 y 14 horas, dependiendo de la condición de los excursionistas. Partiendo a orillas del Estrecho de Magallanes, va ascendiendo entre bosques húmedos de coigüe magallánico, canelo, ciprés de las guaitecas, con momentos de abundante vegetación dominada por hermosos musgos y líquenes. Entre los 500 y 600 mt llegamos al límite vegetacional, continuando por una pendiente hasta alcanzar los 825 m. Desde el cerro podemos observar el conjunto de islas que colindan con la península de Brunswick y el Estrecho, así como también la isla Dawson, Tierra del Fuego y las más altas cumbres de la cordillera de Darwin. El monte fue ascendido por dicho eminente naturalista británico en 1836.

• Caminata al Faro San Isidro: por la costa de la Península de Brunswick, a 75 km al sur de Punta Arenas, se acaba el camino al sur y se inicia esta caminata de 2 o 3 horas, de dificultad baja, paseando por playas, bahías y bosques. Vemos hermosas flores naturales de chilcos, cenecios y dientes de león, entre otros, además de algas y troncos arrastrados por el mar, que parecieran obras de arte. La geología de la rocas -perfectas representantes del paso del tiempo- y huellas de antiguas factorías balleneras le agregan misticismo  y el Faro, a corta distancia, obliga a acelerar el paso. Al llegar, no deja de conmover su arquitectura, belleza y energía. Construido en 1904, en el 2004 fue totalmente remodelado y convertido en museo y hostería.

• Senderos de Reserva Nacional Magallanes: a sólo 9 minutos en auto hacia el oeste de la ciudad, posee algunos senderos interpretativos muy bien desarrollados y mantenidos, que en su conjunto representan unas 3 o 4 horas de caminatas de dificultad baja. Ideal para toda la familia, se puede encontrar una gran variedad de flora y avifauna magallánica en un bosque de lenga y coigue. También existen miradores donde podemos observar la cuenca del Río de las Minas, la ciudad, el estrecho e islas adyacentes.